Que dicen sobre el porte de armas letales en Colombia y uso de armas traumáticas

Publicado el 07 de Abril de 2021 a las 22:50:25 en NACIONAL

Ante el incremento de hechos delictivos y violentos que se han registrado en el país durante las últimas semanas, un grupo de congresistas radicó un proyecto de ley que propone eliminar el porte especial de armas, lo que flexibilizaría su uso en el país. 

La iniciativa, que fue presentada por la senadora María Fernanda Cabal y el representante Christian Garcés, pertenecientes al partido Centro Democrático, ha generado diversas opiniones sobre la viabilidad de esta medida y sus consecuencias. En radionacional.co, consultamos las opiniones de diferentes sectores. 

En entrevista, la congresista Cabal defendió su iniciativa, asegurando que el índice de criminalidad se ha desbordado y argumentando que la Constitución otorga el derecho a la legitima defensa; sin embargo, sostuvo que portar un arma legal no significa que se vaya a cometer un crimen.

Por su parte, la senadora del partido Alianza Verde, Angélica Lozano considera que el porte de armas generaría mayor inseguridad y afirmó que es paradójico pensar que si la gente tiene más disponibilidad y posibilidad de usar armas privadas, van a tener más seguridad.

La congresista manifestó además que con esta medida se podría presentar mayor intolerancia, mayores accidentes y tragedias, “porque en el armario o el closet hay una pistola o una escopeta, y el niño o adolescente toma el arma y termina provocándose lesiones permanentes o causando la muerte de otra persona”, ejemplificó. 

En cuanto a las armas traumáticas: no se consideran letales, pero pueden matar

Comprar un arma traumática o de fogueo es muy fácil. Solo se necesita tener la plata. Así lo comentan los propios vendedores en los establecimientos que ofrecen este tipo de elementos, los cuales son considerados como de protección personal, deportiva y no letales.
 

Su comercialización es legal y se venden como si se tratara de un dispositivo deportivo o incluso una prenda de vestir. En ninguno de los casos se exigen requisitos, ni siquiera la cédula de ciudadanía ni tomar un curso de polígono, aunque si se pregunta, le pueden recomendar dónde hacerlo. Lo único que el comprador obtiene es el manifiesto de importación, la factura y dos carnés para llenar.

De hecho, la Fundación Ideas para la Paz (FIP), que ha investigado sobre el mercado de armas en Colombia, reporta un acelerado crecimiento en la importación de armas traumáticas y de fogueo en los últimos años. Es así como en 2009 entraron al país 8.500 unidades; en 2016 se pasó a 38.000 y cuatro años después, a 193.000.

Llama la atención que, en 2020, un año en el que los ciudadanos estuvieron cinco meses en confinamiento y con restricciones a la movilidad, llegaron del exterior 190.000. Estos dispositivos provienen, principalmente, de Turquía, aunque hay de fabricación china y estadounidense.

Sus restricciones.

Y así como no hay restricciones para la comercialización y venta, tampoco existen para el porte. Sin embargo, los vendedores y entrenadores recomiendan llevar el dispositivo en el estuche o maletín, pero no en la cintura o terciada como un arma de fuego, “para no tener problemas con la policía”.

En efecto, el Código Nacional de Policía apenas establece tres causales por las cuales una persona puede ser sancionada: cuando la lleva en espacio abierto al público donde hay aglomeraciones (como conciertos y manifestaciones), en espacio abierto al público donde se consumen bebidas embriagantes (bares y discotecas) o cuando se incurre en un comportamiento contrario a la convivencia (alteración del orden público). En estos casos, la norma establece medidas correctivas, como prohibir el ingreso, o multa de ocho salarios mínimos diarios y destrucción del bien.

Deja un comentario

Comment Form is loading comments...